El gobernador Roy Cooper emitió el lunes una Orden Ejecutiva orientada a mejorar las vidas de los ex reclusos a medida que se reincorporan a la sociedad.

La Orden Ejecutiva No. 303 tiene como objetivo mejorar los servicios de rehabilitación y reingreso para personas encarceladas y ex encarceladas en Carolina del Norte a través de directivas específicas desarrolladas en asociación con cada agencia del gabinete, la Oficina de Recursos Humanos del Estado y la Comisión de Supervisión Posterior a la Liberación y Libertad Condicional, según al comunicado de prensa de Cooper.

“Fortalecer los servicios de reinserción para personas que han estado encarceladas es lo correcto e inteligente”, dijo Cooper, un demócrata. “Los empleadores buscan trabajadores nuevos y calificados, mientras que muchas personas que han estado encarceladas están ansiosas por cambiar sus vidas, conseguir un trabajo y unirse a sus comunidades. Esta Orden Ejecutiva dirige un enfoque de todo el gobierno para mejorar los servicios de reingreso, fortalecer nuestra economía, hacer que las comunidades sean más seguras y brindar a las personas la segunda oportunidad que merecen”.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, habla sobre la firma de la Orden Ejecutiva 303 que ayudará a los ex reclusos a reinsertarse en la sociedad. 29 de enero de 2024. Fuente: página X del gobernador Cooper.

Como parte de la Orden Ejecutiva (EO), Carolina del Norte se une a Reentry2030, una iniciativa nacional que se enfoca en mejorar las vidas de quienes salen de prisión y quienes están bajo supervisión.

El estado ha delineado varios objetivos bajo la iniciativa que esperan lograr para 2030, que incluyen:

  • Aumentar en un 75% el número de credenciales de escuela secundaria y postsecundaria obtenidas por personas encarceladas.
  • Reducir en un 50% el número de personas encarceladas que se quedan sin hogar al momento de su liberación.
  • Incrementar el número de títulos postsecundarios ofrecidos en las instalaciones en un 25%.
  • Garantizar que a todas las personas encarceladas elegibles se les ofrezca la oportunidad de solicitar Medicaid antes de su liberación.
  • Incrementar en un 50% el número de aprendizajes completados por personas encarceladas.

La EO también tiene directivas específicas para cada agencia del gabinete, la Oficina de Recursos Humanos del Estado (OSHR) y la Comisión de Supervisión Posterior a la Liberación y Libertad Condicional. Incluyen:

  • Incrementar el número de empleadores de segunda oportunidad.
  • Aumentar los servicios profesionales, la evaluación previa e informar a las personas encarceladas sobre su elegibilidad para recibir beneficios, como SNAP, TANF, Medicaid y más al momento de su liberación.
  • Proporcionar recursos para educar a las personas encarceladas sobre el proceso de obtención de una licencia de conducir.
  • Aumentar las oportunidades de liberación laboral, aprendizaje y empleo para personas encarceladas o previamente encarceladas en el gobierno estatal.

La EO también establece un Consejo Conjunto de Reingreso compuesto por representantes de cada agencia del gabinete, OSHR, la Oficina de Gestión y Presupuesto del Estado (OSBM), la Comisión de Libertad Condicional y el Grupo de Trabajo para la Equidad Racial en la Justicia Penal.

El consejo creará un plan estratégico con objetivos mensurables para mejorar el reingreso e informará sobre el progreso hacia esas métricas.